Uncategorized

Fundación Basura y Protectora de la Infancia se unen en torno a proyecto de gestión de residuos

Ambas organizaciones trabajarán para generar hábitos sustentables y una cultura medioambiental en los alumnos, a través de la gestión de residuos del recinto ubicado en Puente Alto

El pasado lunes fue el primer encuentro entre Fundación Basura y Protectora de la Infancia, en pos de diseñar un plan de gestión de residuos para las 18 hectáreas con las que cuenta la corporación de beneficencia.

Las instalaciones ubicadas en la comuna de Puente Alto (Santiago), día a día reciben a más de 4.500 alumnos de cuatro colegios distintos que operan dentro del recinto.

Un caso muy parecido al de Protectora de la Infancia es el del Campus San Joaquín de la Pontificia Universidad Católica, pues la distribución de la infraestructura es bastante similar, pese a contar con más de 80 hectáreas y 10.000 estudiantes.

Por lo mismo, en primera instancia se realizó una reunión en la que participaron Macarena Guajardo (directora ejecutiva de Fundación Basura), Alfredo González (encargado de residuos y agua de la oficina de sustentabilidad de UC), Claudia Beltrán y Alejandra Eriz, jefas de voluntariado e infraestructura de Protectora de la Infancia.

Así, González pudo traspasar la experiencia de gestión de residuos de la Universidad Católica, un modelo similar al que pretenden instalar desde la entidad educacional, gracias a un fondo que se adjudicaron.

Una de las conclusiones más tangibles de la conversación, fue la realización de un plan de sensibilización y capacitación en cuanto a la identificación, segregación y gestión de residuos para profesores y alumnos de la Protectora de la Infancia.

Además, se presentaron los modelos de contenedores de “punto limpio” que la UC tiene desplegados a lo largo de sus instalaciones, ejemplo que desde la fundación educacional desean replicar.

20170116_152542.jpg
Autor: Fundación Basura
20170116_151701.jpg
Autor: Fundación Basura

Actualmente, Protectora de la Infancia acopia residuos de forma irregular, por lo que todos (pese a existir materiales reciclables) son tratados como productos desechables, siendo enviados a vertederos o rellenos sanitarios.

Por esto, los objetivos de su plan de gestión son claros: cambiar el escenario actual de su bodega jardín (que acumula basura de forma irregular) y generar una cultura medio ambiental en los alumnos.

Pese al escenario actual de su basura, la organización educacional tiene una ventaja, ya que acordaron un convenio con la Municipalidad de Puente Alto, siendo esta la encargada de retirar, segregar, reciclar y comercializar los residuos.

Así la tarea puede ser mucho más focalizada. Primero, capacitando a profesores y alumnos en materia de identificación y segregación de residuos, para luego instalar los contenedores de “punto limpio” en las salas de clases y puntos de mayor concentración de alumnos.

Más allá de los objetivos tangibles, Protectora de la Infancia pretende con este proyecto, fomentar la cohesión social y hábitos sustentables de los alumnos, incluyendo a sus familias.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s