Uncategorized

Fairphone: El teléfono ético y medio ambiental que busca revolucionar el mercado

Fairphone es una marca de teléfonos celulares holandesa, que busca renovar el servicio de comunicaciones móviles promoviendo por un lado el cuidado del medio ambiente y por el otro, el respeto hacia las personas y las buenas condiciones laborales. Comenzaron vendiendo sus celulares a través de su página web y poco a poco han ganado terreno en el mercado internacional, pero exactamente ¿Qué son los teléfonos éticos?

La empresa a califica a estos nuevos celulares como dispositivos modulares, que facilitan el mantenimiento y el reciclado del smartphone. Además los materiales que son usados para la fabricación del modelo, son provenientes del sector minero y están principalmente diseñados para no generar un impacto negativo.

La institución desarrolló a través de diferentes estudios, una comparación de 38 materiales utilizados por las compañías tradicionales de comunicaciones móviles, para verificar cuáles de estos materiales generaban un menor impacto en el ecosistema. A través de estas investigaciones  se dio a conocer que 10 de estos materiales solo desarrollarían un impacto a futuro a largo plazo, aunque la empresa aseguró que cada año buscaran nuevas formas de llevar a la compañía por un camino de protección medio ambiental.

Está manipulación positiva de recursos le permite a la empresa pensar en los celulares como dispositivos no desechables, es decir, que tienen un proceso de reparación mucho mas optimo para el público. La idea de poder reemplazar las piezas y no el teléfono completamente como ocurre en las empresas generalmente, nace del impacto medio ambiental que genera el sustituir teléfonos cada 18 meses como acostumbra el mercado.

De esta manera el Fairphone busca convertirse en un celular longevo que no pierda su valor en el tiempo, reemplazando pantallas y partes del dispositivo de manera expedita y eficiente para el mejor desarrollo de la compañía, pero sobretodo para tener un menor impacto negativo en el desarrollo del medio ambiente. Y es que la empresa busca fomentar la economía circular  en todos los aspectos de la producción reutilizando los materiales importantes y buscando nuevas formas de reciclar las partes de Fairphones antiguos en el desarrollo de nuevos modelos smartphones.

fairphone-2-review

Retomando el tema de los materiales, y según la ley Dodd-Frank que obliga a las empresas mineras y petroleras a transparentar el dinero usado en el exterior para así evitar profundos casos de corrupción, la compañía busca conseguir este material minero, interviniendo en zonas de conflicto social que pueden generar un impacto positivo en la economía local. No obstante, como la recolección de materiales se genera tan próxima a sectores peligrosos, la compañía se preocupa principalmente de que esta transacción de negocios se realice sin financiar zonas de conflicto que se encuentren en guerra, como ocurre en la República del Congo y sus países vecinos.

Otra de las razones por las cual considerar Fairphone como una marca de teléfonos “ética” es la relación con su personal de trabajo y las condiciones laborales dentro de la empresa. Como se conoce en todo el mundo, Chine es el principal productor de dispositivos electrónicos, pero sus prácticas laborales dejan mucho que desear. Malos pagos, problemas sindicales, y poca seguridad durante la jornada laboral son algunos de los problemas que enfrentan la población trabajadora en China, pero es precisamente una de las características que quiere cambiar la compañía, formando equipos directivos capaces de fomentar relaciones de trabajo duraderas y seguras para los trabajadores.

Esperemos que este tipo de iniciativas puedan ser replicadas, rápidamente por otras compañías y empresas, para que así practicas como están puedan replicarse mundialmente y no solo quede en un sistema de mercado, como ocurre actualmente solo en Europa.

Fuente: Fairphone

Fairphone3-el-primer-telefono-movil-de-comercio-justo-2

Anuncios