Uncategorized

Estudio satelital evidencia 30 toneladas de basura en playa de Chiloé

Detif, junto a las playas de Mallil en Quincaho, y Punta Apabón, fueron las elegidas para probar si es que era posible identificar la basura proveniente de actividades humanas en el mar. Según información del diario La Tercera, utilizaron imágenes multiespectrales de los satélitesWorldView-3 y Pleiades, que tienen resoluciones de hasta 30 cm por pixel y de 50 cm por pixel.

Para comprobar que lo que se observó en las imágenes satelitales eran desechos, Cristián Mattar, investigador del Laboratorio de Análisis de la Biósfera de la U. de Chile, explica que tuvieron que determinar la “huella digital” de cada uno de ellos, lo que se hizo con apoyo del Centro de Avanzado de Minería de la U. de Chile. Este centro es el único que posee el equipo necesario para lograr realizar este análisis, además de poder trabajar en terreno. “Lo que hicimos fue generar una librería espectral de todos los residuos que hay en la playa”, dice.

El plumavit, boyas y cuerdas se acumulan en estas playas y son los principales desechos encontrados en este estudio. Este problema es un fenómeno que se conoce, pero que ahora con ayuda de las imágenes satelitales, ya se puede cuantificar. Cristián Mattar, acaba de terminar la primera parte de un estudio, con el cual detectaron hasta 30 toneladas de residuos industriales en la playa de Detif, comuna de Puqueldón.

¿Quiénes son los responsables?

Vanesa Durán, bióloga del Centro de Estudio de Conservación del Patrimonio Natural de Chiloé, dice que el problema de los desechos la industria acuícola en la isla es grave porque algunos productores de choritos, por ejemplo, siguen utilizando boyas de plumavit en vez de plásticas para sus cultivos porque son más económicas.

Por otro lado, desde Defendamos Chiloé, movimiento ciudadano que busca proteger tanto el territorio como a la población del archipiélago, indicaron que esperan que se tomen las medidas correspondientes en la materia, ya sea con denuncias a la Armada, a la Capitanía de Puerto, en la Fiscalía, o en algún otro ente que vele por la protección del área.

“Creemos de suma importancia que se pueda esclarecer quién o quiénes son los responsables del daño, ser sancionados y tomar este tipo de acciones como un ejemplo, para todos los lugares que son nuestro patrimonio cultural chilote”, indicó a través de un comunicado Juan Carlos Viveros Kobus, integrante del movimiento.

De todas maneras, el monitoreo continuará de parte de la Agencia de Corfo, quienes trabajan en el proyecto “Estudio para el monitoreo del flujo de basura que vara en las playas de Chiloé determinando la tasa de contaminación y el volumen de residuos”.

Fuente: La Tercera.

Anuncios