Uncategorized

Tiltil suma un nuevo relleno sanitario a los más de 15 proyectos contaminantes en la comuna

Hace ya un par de semanas se dio a conocer que el Consejo de Ministros había aprobado un nuevo relleno sanitario en Tiltil. Este hecho se transformó en la gota que rebalsó el vaso tanto para su alcalde, Nelson Orellana, como para los vecinos, quienes están cansados de que usen a su comuna como el “basural” de la Región Metropolitana.

Dicho Comité de Ministros aprobó de manera unánime el Proyecto Ciclo, que pretende instalarse en la comuna. Los ministros de Medio Ambiente, Salud, Agricultura, Minería y Economía dieron el pase a este proyecto y afirmaron que éste “se hace cargo plenamente de los impactos ambientales”, según dijo el ministro Marcelo Mena a Biobiochile. Además afirmó que éste “mitiga, compensa y evalúa” los eventuales perjuicios.

Los secretarios de Estado consideraron que todas las mitigaciones estaban abordadas en la Evaluación de Impacto Ambiental a la que se sometió el vertedero. “Esto no significa que no estemos preocupados de la fiscalización. Existe un Tribunal Ambiental al que la comunidad puede acudir. Está en su derecho”, afirmó el ministro de Medio Ambiente.

Una vez que el Consejo de Ministros aprobó el proyecto, el alcalde de la comuna, Nelson Orellana, respondió con fuerza en contra del gobierno e incluso mencionó que podía clausurar vía decreto el complejo KDM Loma Los Colorados, otro de los proyectos contaminantes que están actualmente en operación dentro de Tiltil. “Vuelvo a la comuna y comienzo a redactar el decreto para la clausura del relleno sanitario más grande, que no cumple con la regulación”, enfatizó Orellana.

Según la el Alcalde de Tiltil, la comuna recibe actualmente 12 mil toneladas de basura diaria llegando a una cifra cercana al 67% de toda la recolección en la Región Metropolitana. Por este motivo, Nelson Orellana llamó a las autoridades a que “comiencen a preocuparse de una emergencia sanitaria. Poner todos los huevos en una canasta que se llama Til Til es peligroso”.

La respuesta por parte del gobierno fue dada por la vocera Paula Narváez quien defendió la decisión adoptada de forma “institucional” y argumentó que “no creemos que haya espacio para las amenazas”.

Incluso Orellana afirmó tener reservada una hora en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que intervenga y revierta la aprobación del relleno. Afirma que son útiles todas las instancias judiciales para detener la construcción del proyecto.

En una entrevista con La Tercera TV , el alcalde continúa sus ataques contra el gobierno, la empresa propietaria de la iniciativa y la propia historia de la comuna. “Hace 20 años nos condenaron a ser una zona de sacrificio por el plan regulador vigente. Recibimos toda la basura que nadie quiere tener”, sostiene.

Vecinos afectados

“La contaminación ya nos atacó y nos va a seguir atacando. Tenemos mucho miedo de lo que pueda suceder a futuro con las generaciones que vienen”, manifiesta a CNN Chile Denis Guerrero, director de la escuela de Rungue, ubicada en la comuna de Til Til.

“Tenemos el aire contaminado, con malos olores, evidentemente esto afecta la calidad de vida de la población”, acota el profesor.

Ana Díaz, vecina del sector manifiesta, “Ya estábamos afectados por el olor a mugre hedionda. Ahora viene la empresa Ciclo con ácidos peligrosos y todo eso los niños lo van a respirar. Tenemos tantos vertederos y ahora van a poner otro, eso va afectar el aire que respiramos”.

Un habitante más joven del pueblo afirma, “Nos oponemos categóricamente a la instalación de esta empresa y vamos a seguir en pie de lucha contra esta decisión arbitraria que fue en base a cinco personas y anteriormente por un consejo donde no fuimos incorporados”.

El mismo alcalde de la comuna afirma que, “Hay que tomar en cuenta lo que dice el Colegio Médico: que este proyecto es nocivo, por lo que no debe instalarse en zonas pobladas. Los hijos de nuestros hijos no van a poder tener hijos, producto de la carga de arsénico, de plomo y otros químicos que habrá en los terrenos”.

Sobre el Proyecto Ciclo:

El proyecto se ubicaría a 3 kilómetros del pueblo de Rungue, y a 1 kilómetro hacia el interior desde la Ruta 5 Norte. Tendría una superficie de 43 hectáreas, una vida útil estimada en 30 años y una capacidad de almacenamiento de 3 millones de metros cúbicos.

Para el abastecimiento de residuos se estima un flujo de entre 50 y 60 camiones diarios, que en conjunto transportarán 500 toneladas de materiales altamente tóxicos. Entre los impactos previsibles se cuentan efectos negativos sobre flora y fauna, emisión de material particulado y posibles daños a restos arqueológicos y poblaciones humanas vecinas.

Como Fundación Basura apoyamos la causa de los vecinos de Tiltil. Sabemos que seguir instalando rellenos sanitarios no va a solucionar el problema de la basura y que la real responsabilidad y energía debe estar enfocada en dejar de generar  desechos y/o aprovecharlos al máximo antes de desechar. Esta acción debe ser realizada por nosotros mismos desde nuestras casas y a la vez, debemos exigir a las grandes empresas que se hagan responsable de lo que producen.

 

Fuentes:

El mostrador

La Tercera

LaTerceraTV

T13.cl

El Dínamo

CNN Chile

Biobiochile

 

Anuncios