Uncategorized

El caso Ruanda: La férrea prohibición de bolsas plásticas y el contrabando

El país africano lleva nueve años con una prohibición explícita de bolsas de plástico a punta de multas, notas de disculpas públicas y hasta penas de cárcel. En consecuencia, la implementación de esta norma ha generado gran impacto en la población. Por un lado, ser una de las naciones más limpias de África y por otro, lidiar con el creciente contrabando de plástico en las fronteras.

 

En 2008 el presidente de Ruanda, Paul Kagame firmó la ley que prohibía producir, vender y usar bolsas o envases de plástico en el país. A diferencia de otras naciones alrededor del mundo que han iniciado una lucha para reducir el uso del plástico, en el país africano existe una postura autoritaria al respecto y solo se permiten ciertas cantidades en hospitales y espacios farmacéuticos. Este método impulsó un cambio cultural mayúsculo, especialmente en la capital Kigali.

Y aunque no ha aparecido en la lista de las urbes más limpias del mundo, Kigali es el ejemplo de una ciudad ordenada, sobretodo en un continente convulsionado como África. Además desde el 2008, no solo se han liberado del plástico, también ha bajado el crimen general, la seguridad callejera y la prostitución ilegal.

Pero no todo es color de rosas. A partir de la prohibición el mercado negro y el contrabando de plástico ha crecido en la frontera con la República Democrática del Congo, donde principalmente mujeres son las que tratan de ingresar ilegalmente  utensilios de plástico al ocultarlos en sus ropas.

photo-1489582558212-475fa5010897

Ante eso, la respuesta del gobierno fue aumentar las multas, obligar a los infractores a escribir una carta de disculpa pública y como último recurso castigar a los contrabandistas hasta con seis meses de cárcel.  Y esto va para todos. Cualquier compañía, tienda o supermercado que fabrique, guarde o venda en bolsas de plástico es sancionada de manera severa.

Algunas excepciones son los envoltorios de celofán para la comida que se usa en hoteles internacionales y las bolsas biodegradables para la carne o pescados congelados. Más allá de esto solo una solicitud por parte del gobierno puede ser solicitada. Aunque esta oportunidad es para casos especiales que se analizan exhaustivamente.

photo-1509099836639-18ba1795216d

El presidente Kagame cumplirá 15 años en el poder en 2018 y no ha dado señales de retroceder en este tema. Es más, ha usado su característico tono autoritario para introducir una cultura pro ambiental en los colegios y ha incentivado el uso de los espacio públicos. Lamentablemente, este modelo no es el ideal para ser replicado en otras naciones con más libertades individuales y mayores estándares de progreso.

En los últimos años, países como Kenia han tomado el camino de la prohibición a la fuerza con grandes represalias. Estas son las primeras dos naciones africanas en legislar en contra del plástico, una iniciativa que día a día se transforma en una prioridad en todo el mundo.

 

 

 

Anuncios