Mitos Urbanos

MITOS URBANOS: “NO TAN ECOLÓGICO COMO PARECE”

“Biodegradable” y Oxo-Biodegradable:  

La biodegradabilidad se refiere a la facultad de algunos materiales de reintegrarse a la tierra por la descomposición a través de un proceso natural y por acción de agentes naturales como las bacterias,  la luz, la humedad, el calor, etc.  Puede sonar positivo, pero si estos materiales siguen siendo enviados a vertederos a producir gas metano, ésta propiedad se convierte en algo negativo.

Una bolsa plástica Oxo-biodegradable es una común y corriente que gracias a la añadidura de un aditivo provoca su degradación rápida (incluso 2 años) si es sometida a condiciones de temperatura, humedad y oxigenación particulares (6).  No obstante, esta aceleración de la degradación sólo esconde el plástico de la vista humana a través de la generación de micro plástico (partículas pequeñas de plástico) resultando algo incluso más nocivo para el hombre, dado que no es recuperable.

}1. Ecoladrillos de botellas plásticas

Los ecoladrillos (7) fueron creados para disminuir el exceso de basura en el medio ambiente a través de la inserción de distintos materiales a presión dentro de una botella plástica. Estos han sido usados durante varios años como material de construcción para viviendas o mobiliario urbano.

Si bien su uso puede resultar tentador, puesto que disminuye evidentemente el volumen de basura que producimos, no generan un impacto positivo real a larzo plazo. Esto se debe a varios factores:

  • Muchos de los materiales del ecoladrillo – como la botella por ejemplo – son reciclables y podrían ser más eficientemente recuperados si son destinados a este fin.
  • Después de su vida útil, los ecoladrillo se convierten en objetos no revalorizables, es decir, se convierten en basura que ha de ser enviada a algún vertedero, relleno sanitario o microbasural.

Para nuestra fundación hacer ecoladrillos es también generar un nuevo problema puesto que no podemos asegurar sin re-inserción en nuevos ciclos circulares sostenibles de funcionamiento.

2. Incineración de residuos para producir energía

100428La incineración es uno de los procesos térmicos que pueden aplicarse en el tratamiento de los residuos sólidos urbanos para disminuir su cantidad y aprovechar la energía que contienen (7). El proceso consiste en degradar la basura con las altas temperaturas, lo que genera residuos en estado gaseoso, líquido y sólido que contaminan el aire, el agua y el suelo y tiene efectos dañinos en la salud humana. Entre las emisiones que genera se encuentran sustancias reconocidas como cancerígenas, por ejemplo, dioxinas, arsénico, cromo bencina, hidrocarburos, cadmio, plomo, entre otros (9).

Existen estudios epidemiológicos que rectifican la incidencia que existe entre casos de cáncer y la cercanía de los municipios a las incineradoras (10)(11).